La promesa de Kate Perry para el domingo es sencilla: se van a divertir.

La estrella apareció ayer ante los medios que cubren las incidencias del Súper Tazón para ofrecer detalles (aunque no muchos) de su participación en el show de medio tiempo de apenas 12 minutos y medio.

En la reunión ante los medios, Katy Perry reveló algunos detalles del show que presentará. Dijo que está emocionada y espera divertir a la enorme audiencia que la verá.

Comentó que tendrá muchos invitados, además del rockero Lenny Kravitz, aunque dijo que serán sorpresas.

La cantante está empapada del tema del Super Bowl. Incluso soltó un par de bromas referentes al partido ante los reporteros que asistieron a la conferencia de prensa celebrada en el Centro de Convenciones de Phoenix.

Se burló del escándalo de los Patriotas de Nueva Inglaterra con sus presuntos balones desinflados al declarar: “Sólo puedo decirles que nada en mi actuación estará desinflado” y más adelante volvió a mostrar que ha seguido la cobertura del partido al responder: “Solo estoy aquí para que no me multen”, haciendo mofa de Marshawn Lynch, el corredor de los Halcones Marinos de Seattle que ha decidido no hablar con los medios de comunicación.

Cuando se le preguntó acerca del famoso playback, Katy se mantuvo en silencio un momento y luego dijo: ” Casi todo el show será en vivo”.

Kate, quien vistió como una colegiala, con ovoides sobre el cuerpo durante la rueda de prensa, señaló que todo el vestuario de su show será confeccionado por Moschino y Jeremy Scott.

Abajo el vídeo de la rueda de prensa