Redacción arrobadeportes

La segunda jornada de los octavos de final de la Copa Mundial Brasil 2014 volvió a deparar grandes emociones. Después de que el anfitrión Brasil se impusiera el sábado pasado desde el punto de penal en un duelo muy intenso, el primer partido de esta jornada se decidió en el tiempo añadido. Una interrupción novedosa en el juego fue la razón por la que Holanda y México jugaron tantos minutos extras.

El segundo encuentro también fue vibrante, a pesar de que apenas hubo ocasiones de gol. La igualdad fue la nota predominante, el tanto del empate llegó en el descuento y la tanda de penales dictó sentencia. Por primera vez en la historia de la Copa Mundial, dos eliminatorias de octavos se decidieron desde los 11 metros. Finalmente, la sangre fría de Costa Rica derritió las esperanzas griegas.

Con este triunfo, los Ticos no sólo siguen adelante en el campeonato después de enviar a otro representante europeo de vuelta a casa, sino que además lograron por primera vez su clasificación para cuartos de final en un Mundial.

La historia de la Copa Mundial se refresca

El termómetro del Estadio Castelão de Fortaleza alcanzó los 32 grados durante el choque entre Holanda y México. El calor, unido a una humedad del 68%, obligó al colegiado Pedro Proença a detener el partido en el minuto 32 y conceder una pausa de hidratación, un lance del juego al que asistimos por primera vez en las XX ediciones de la Copa Mundial. Los jugadores lo agradecieron y se refrescaron con bebidas, hielo y toallas húmedas. La medida tuvo su efecto porque, inmediatamente después, los mexicanos subieron un punto la intensidad de su juego y crearon buenas ocasiones. No obstante, la organización no se preocupó exclusivamente de los futbolistas. “No olviden ponerse crema solar” era el mensaje que aparecía una y otra vez en el marcador del estadio. Proença volvió a interrumpir el cotejo durante unos minutos en la segunda mitad para que los jugadores se refrescasen de nuevo.

Con frialdad y determinación

Klaas-Jan Huntelaar se hidrató abundantemente incluso antes de saltar al césped. Prueba de ello es que tuvo que ir al baño poco antes de entrar en sustitución de un compañero, un momento que, sin duda, aprovechó para templar los nervios. Ya en el campo demostró total frialdad, en especial en dos acciones concretas.

Después de remplazar a Robin van Persie en el minuto 76, Huntelaar asistió de cabeza a Wesley Sneijder para que anotase el gol del empate. Aún más decisiva resultó la acción que protagonizó en el minuto 94, cuando situó el balón en el punto fatídico y lo envió al fondo de la red. Huntelaar todavía no había debutado en Brasil, pero derrochó confianza y lanzó la pena máxima, si bien no era él la primera opción para ejecutarla, como reveló al término del encuentro.

“El especialista es Robben. De hecho, él tenía el balón, pero me preguntó si quería tirarlo. Le dije que sí, porque me veía con confianza, y marqué”, explicó.

Costa Rica estremece a Europa

Tras eliminar a Inglaterra e Italia en la fase de grupos, Costa Rica despachó a un tercer rival europeo, Grecia. En cualquier caso, seguro que los centroamericanos habrían agradecido también una pausa para hidratarse como la que se produjo en el primer partido de la jornada.

Después de recibir solamente dos cartulinas amarillas en los tres primeros encuentros, los hombres dirigidos por Jorge Luis Pinto fueron amonestados hasta en cinco ocasiones. Además, Oscar Duarte pasó a la historia por ser el primer costarricense en ser expulsado en una Copa Mundial. La buena noticia para su seleccionador fue que los dos jugadores apercibidos de sanción mantuvieron la cabeza fría y no fueron amonestados, por lo que estarán disponibles para el duelo de cuartos de final, una ronda en la que Holanda podría convertirse en la cuarta víctima europea de los Ticos.

El conjunto centroamericano recuperó la entereza y la tranquilidad en el momento justo: marcó los cinco lanzamientos desde los 11 metros con gran seguridad para hacer inútiles las estiradas del arquero rival.

Números que hablan

Se han marcado 145 goles en los 52 partidos que se han disputado en Brasil, los mismos que se registraron en los 64 partidos de Sudáfrica 2010. El récord de anotación en una Copa Mundial con 32 participantes data de Francia 1998, primera edición que contó con este formato. ¿Podrá romperse en esta edición aquél récord de 171 tantos?

Cabe destacar que un total de estos 25 goles los han anotado jugadores suplentes, de manera que ya se ha superado la mejor marca vigente (23), que se registró en Alemania 2006. (Con información de fifa.com).

La foto es de la portada de mañana del diario costarricense “La Nación”, publicada en Twitter con este texto: Mañana no imprimimos un periódico, imprimimos Historia