Los Castores de Mérida avanzaron a las semifinales de la Liga “Naxón Zapata” de béisbol, al derrotar esta tarde al Club Leidy de Xocchel, 4-2, en el choque decisivo del play off eliminatorio de la Liga “Naxón Zapata”, jugado en un pletórico campo de Lucky Seven.

Los Castores se enfrentarán en semifinales con los Bombarderos de Izamal, que avanzaron como “comodines” (mejor perdedor).

La otra serie será entre los Reyes de Tizimín y los Piñeros de Cozumel, que comenzará el próximo domingo en la ciudad del Oriente yucateco.

El choque de esta tarde en Lucky Seven fue un duelo entre dos abridores ex leones, a los que, si siguen las cosas como hasta hoy, no veremos en mucho tiempo en verano, pues Línder Castro, abridor de Xocchel, juega para los Saraperos de Saltillo y Óscar Rivera, abridor de los Castores, pertenece a los Generales de Durango, ambos clubes en la liga del “Grupo de los ocho”, en la que no están los melenudos.

Ganó el zurdo Rivera al trabajar siete episodios. Alvaro Pacho despachó la octava en cuatro bateadores y el velocista Eduardo Sabido se encargó de la novena, para apuntarse salvamento.

Luego de que Óscar Rivera colgó una argolla en el primer capítulo, los Castores lo apoyaron con dos registros en el cierre, ante la serpentina de Línder. La de la quiniela entró en los spikes de Carlos Pisté Argueta, remolcado por hit de Fernando Alejos, quien poco después llegó a tierra prometida con la segunda por oportuno de Héctor Castañeda.

Una entrada después, los Castores hicieron la tercera anotación, remolcada por Díddier Espadas.

En la terceraa, los Castores aumentaron su ventaja a 4-0 cuando Mario Lavagnino timbró con fly de sacrificio de Fernando Alejos.

Fue hasta la sexta cuando la tropa de Xocchel se metió al partido, tras bambinazo de dos carreras de Andrés Aké.