Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

 

Luego de un pequeño bache, Yoanner Negrín ya casi está al nivel que tuvo el año pasado, cuando el periodista cubano David Díaz destacó en un medio de la isla su cadena de 38 entradas y un tercio sin tolerar anotaciones (con la que superó a Ravelo Manzanillo) y su 18-1 en 22 aperturas. Díaz dijo que Negrín era “el Cy Young de la Liga Mexicana” y comparó sus estadísticas con los Leones con la hazaña hecha por Neil Armstrong al pisar la luna. Vaya comparación.

Por lo que se vio anoche en el Kukulcán, Negrín ya recobró su nivel y su “status” de estrella de la Liga Mexicana.

Negrín lanzó blanqueada en toda la ruta (el partido fue a siete entradas), su segundo cierre de la campaña y su segundo partido completo, al apuntarse su octava victoria de la temporada (tiene dos derrotas), con la que llegó a 30 desde que llegó a los melenudos en 2015.

Ese año, en el que hizo labores de abridor y de relevista, terminó 4-1; en 2015 acumuló un extraordinario 18-1 y este año va 8-2.

Anoche necesitó 100 pitcheos justos para lograr la lechada, en la que toleró cinco imparables, con un pasaporte y nueve ponches, con los que llegó a 59 en la temporada.

Negrín es sublíder en ganados, a uno del líder Irvin Delgado (Oaxaca), quien ayer obtuvo su noveno éxito. Ángel Castro (Sultanes) también tiene ocho triunfos.

El cubano de los Leones es segundo en WHIP (bases más hits entre innings lanzados) con 1.11, sólo superado por Mitch Lively (Bravos de León) con 1.07.

Como lanzó ayer, Negrín no estará en la rotación para la serie del martes, miércoles y jueves próximos en Villahermosa, por lo que estará más que disponible para abrir por la Zona Sur el Juego de Estrella del próximo domingo en Campeche. Sería un reconocimiento a su título de “Pítcher del año” en 2016. ¿No lo cree así?