Lo importante no es llegar, sino mantenerse y esa es la principal preocupación de Juan Sosa Puerto, titular del Instituto del Deporte del Estado de Yucatán y todo su equipo de trabajo, al que felicitó por el cuarto lugar obtenido en la Olimpíada Nacional 2017, dejando atrás a estados con una población muy superior a la nuestra.

Como se sabe Yucatán se ubicó en el cuarto sitio nacional con 54 medallas de oro, 46 de plata y 78 de bronce para un total de  178 preseas, dejando en el quinto sitio a la Ciudad de México con 52 de oro, 53 de plata y 71 bronce para un total de 176 medallas y Estado de México que se quedó en el sexto lugar con 52 de oro, 46 de plata y 65 de bronce para terminar con 163 preseas.

Sosa Puerto y la maestra Grissel Ordaz Tamayo, directora de alto rendimiento del IDEY acompañados de jefes de departamento, algunos padres de familia, entrenadores y deportistas ofrecieron  una rueda de prensa en la que agradecieron a todos, por este histórico cuarto lugar en Olimpíada Nacional, algo que ninguna administración había conseguido.

“En este cuarto sitio, mucho también tuvo que ver el apoyo de  nuestras autoridades en la construcción de infraestructura y en el apoyo a fogueos y campamentos, mención aparte para el Centro de Alto Rendimiento, donde los niños de ese centro también aportaron preseas al medallero nacional”, dijo.

Reiteró que ojalá ese centro –en un tiempo no muy lejano–, sea más grande y con un  mayor acceso a deportistas destacados, porque en la actualidad ya no tiene la capacidad para captar más atletas.

Agradeció a los  administradores de unidades que ayudan a los atletas, a los deportistas que son los protagonistas y que compitieron con coraje y ahí están los resultados, a padres de familia e intendentes quienes se encargan de dejar todo limpio y en óptimas condiciones.

Juan Sosa Puerto agradeció también a todo el personal del IDEY a todo su equipo de trabajo y personal,  a los presidentes de asociaciones y agregó que lo más importante es la fuerza entre la asociación y directivos del deporte y a los jóvenes que hoy en día lograron esa hazaña para el estado de Yucatán.

Además del CARD tenemos 13 centros de alto rendimiento en los municipios donde se escautean y detectan a los talentos deportivos y recordó cuando llegó al IDEY en 2012 y Yucatán logra en 2013 ocupamos el sexto lugar por una medalla, pero se comenzó a trabajar con directores.

Hablo de los programas Bienestar en Vacaciones,  mini olimpiada y Juegos de la Amistad  de donde han salido algunos medallistas.

“Fuimos al Norte arrebatar esas medallas y en el quinto año de esta administración pasamos históricamente al cuarto lugar, gracias a  todos los alcaldes por el apoyo a centros regionales en los municipios”.

Lo  más importante, dijo es sumar esfuerzos y aunque hubo algunas diferencias, todas se subsanaron por el bien del deporte y de los protagonistas que son los niños.

Agradeció a los papás por todo el apoyo y recordó que desde 2013 el equipo multidisciplinario ha sostenido varias reuniones con metodólogos, nutriólogos, fisiatras y rehabilitadores, quienes también tienen un lugar especial y gracias al trabajo de ellos también se alcanzó ese honroso cuarto sitio.

Habló también de las chicas, Brisa Ortiz, Carla Osorio, Ximena Castillo y Estefanía Valadez, la posta yucateca de 4×100 que impuso nuevo récord en Olimpíada Nacional al superar los 48.64 segundos por 48.28 segundos.

–Ellas demostraron que entrenando se pueden alcanzar varios objetivos–.

Sosa Puerto reiteró que todos viajaron vía área ataviados con uniformes de la mejor calidad y no dejó pasar la pasar oportunidad para reconocer el trabajo de delegados y jefes de misión.

Nos llena de orgullo haber conseguido ese cuarto sitio histórico, sin embargo, lo importante será mantenerse ahí, teniendo de muy cerca a la Ciudad de México y Estado de México.

De esta manera, Yucatán se mete entre los grandes del deporte de México compitiendo contra Jalisco, Nuevo León y Baja California.

Finalmente dijo que ahora sólo resta redoblar esfuerzos  y mantenerse en el cuarto lugar nacional, que será un reto para 2018.