Una mantarraya o un cangrejo escorpión ocasionaron hoy una leve lesión en el carcañal del pie derecho al medallista del reciente Mundial de natación de Budapest Rommel Pacheco Marrufo, cuando se bañaba en el mar en Chicxulub, la tarde de este viernes.

“Le inyectaron ‘vitaminas acuáticas’ los pececillos; dicen que pudo ser una mantarraya o un cangrejo escorpión”, dijo la madre de Rommel, doña Landy Marrufo Morales.

Rommel, quien ganó la medalla de plata en clavados mixtos, con Viviana del Ángel, en el Mundial de Budapest, Hungría, el mes pasado, fue trasladado al Centro de Salud de Progreso para ser atendido.

Personal del Centro de Salud que atendió a Rommel pidió una fotografía con el destacado clavadista olímpico yucateco

“Hubo veneno, pero enseguida se le exprimió; salió mucha sangre. Rommel quedó entumido, pero Gracias a Dios ya pasó”, agregó la señora Marrufo, agradecida por las atenciones del personal de ese lugar.

Doña Landy explicó:

–“Franklin” (la tormenta tropical que a principio de semana cruzó la Península de Yucatán) acercó muchas cosas a la orilla y algo lo mordió; le tocó a él –agregó.

GRAN RECIBIMIENTO

Imagen de una bien ordenada firma de autógrafos de Rommel Pacheco en el Costa Azul, esta tarde

Luego de ser atendido en el Centro de Salud progreseño, Rommel y su familia se trasladaron al hotel Costa Azul, donde el joven deportista fue recibido con cariño por personal del hotel y los huéspedes.

Con amabilidad, el clavadista yucateco posó con todos los que le solicitaron una foto.

Tras el Mundial de Budapest, Hungría, Rommel vino a Yucatán a descansar unos días, antes de reanudar sus entrenamientos.

El lunes retorna a la Ciudad de México.

Los huéspedes del Costa Azul no desaprovecharon la oportunidad de tomarse fotografías con el medallista mundial de clavados, Rommel Pacheco Marrufo