Jugó bien, controló, fue inteligente y despertó a su gigante Nequecaur. Los Venados tuvieron una tarde noche redonda este sábado y vencieron 3-1 al súper líder Bravos FC de Juárez, en partido correspondiente a la fecha 9, que estaba pendiente, de la Liga de Ascenso MX del fútbol mexicano.

Dotación argentina para la causa cierva: dos goles de cabeza de Nequecaur y uno más del también pampero Franco Faría sirvieron para que los tres puntos se queden en casa.

El líder llegó dispuesto a sumar desde los primeros minutos y así lo demostró con ataques incisivos que puso en aprietos al arquero ciervo Armando Navarrete, aunque sin ningún sobresalto.

Los Venados respondieron por conducto del argentino Lucas Ontivero que se encontró en buena combinación por la banda izquierda con su compatriota Faría y consiguieron tiro de esquina que quedó corto y el peligro se ahogó.

El partido entró en un bache en el medio campo y ni los visitantes ni Venados alcanzaban a destrabar el nudo impuesto por los centrocampistas. Faltas, balones perdidos y dos equipos que no alcanzaban a adueñarse del partido.

Sin embargo fue Nequecaur, siempre Nequecaur, quien recordó la fórmula con Luis Sánchez y anotó con el sello de la casa: un cabezazo. El yuca Fernández recuperó un balón en medio campo y cedió para Sánchez. El lateral llegó a línea final, se quitó a un defensor y lanzó un centro medido para los 1.92 metros del argentino, que explotaron junto con el grito de gol de los aficionados en el Iturralde.

Venados estaba arriba al minuto 17.

Los argentinos astados olieron sangre. Al 20’ y tras un despeje, Ontivero superó a un defensor y alargó el balón para quedar mano a mano con Edmundo Mellado y en el último toque el portero de Juárez le arrebató la redonda y trompicó al ariete ciervo. El árbitro no marcó el penal y las protestas quedaron simplemente en eso.

El primer amonestado del encuentro fue el férreo defensor yucateco Manuel López Mondragón por protestar una falta. Corría el minuto 29 y las acciones regresaban a la normalidad: unos astados recuperando y volcando hacia el frente y unos Bravos buscando afanosamente el empate, que llegó cuando mejor jugaban los de casa, al minuto 34. Un desborde por el lado izquierdo, un centro pasado que remató de volea Ían Arrellano y la mandó al fondo de la cabaña, sin que Navarrete pudiera siquiera moverse.

La anotación en contra le picó el orgullo a los yucatecos. Misma fórmula, mismo personaje, mismo resultado: el yucateco Lalo Fernández superó a su marcador por el lado derecho y centró al área. El juego aéreo de Nequecaur nuevamente surtió efecto y el segundo gol ciervo cayó al 44’.

Para el segundo tiempo Marioni ajustó sus piezas: le dio descanso a Eduardo Fernández y metió a Omar Islas. El mensaje era claro y el técnico argentino quería más goles al meter a un jugador con mayor vocación ofensiva.

Sin embargo, el líder no estaba dispuesto a vender barata la victoria y empezó a hilvanar jugadas al ataque que comprometieron a la defensiva yucateca. Pensando en ello, el técnico de los de la frontera, Miguel Fuentes, metió a Raúl Enríquez y a Jaime Toledo por William Antunes y Fernando Ruiz, respectivamente.

Una lesión obligó al segundo cambio de los Venados: después de luchar un balón el chaparrón Lucas Ontivero salió y su lugar lo ocupó Emmanuel Guzmán para aportar más equilibrio al medio campo dado que Bravos estaba con todo volcados al frente.

Los Venados se salvaron una vez más, al 75 de tiempo corrido, cuando Raúl Enríquez cobró una falta en los linderos del área, estrelló el balón en el poste y después el rebote salió directo a la cabeza del arquero yucateco.

Dos minutos después llegó el último ajuste de Juárez: el anotador del gol, Ían Arellano, le cedió su lugar a Irving Ávalos. El tiempo se escabullía, los Bravos FC querían el empate y los Venados los tres puntos.

El hombre de la noche, Luciano Nequecaur, salió de cambio a cinco minutos del final y dos minutos después, Franco Faría anotó el tercer gol para la causa astada y selló una gran actuación.

Los minutos se acabaron entre la resignación de los fronterizos y la algarabía y la afición yucateca de ver a sus Venados controlando al súper líder y jugando un fútbol práctico e inteligente.

El próximo compromiso de Venados FC, correspondiente a la fecha 11, es nuevamente en casa cuando reciban a Tampico Madero el próximo 13 de octubre a las 8:30 en el estadio Carlos Iturralde Rivero de esta capital.

Alineación Venados FC

Armando Navarrete, Manuel López, Braian Molina, Gabriel Báez, Luis Sánchez, Aldo Polo, Andrés Iniestra, Eduardo Fernández, Lucas Ontivero, Franco Faría y Luciano Nequecaur.

Alineación Bravos FC

Edmundo Vázquez, William Antunes, Luis Téllez, Leandro Carrijo, Elson Dias, Magno Aparecido, Fernando Ruiz, Rodrigo Prieto, Alejandro Berber, Ían Arellano y Lucas Da Silva.