Cuidad de México (diablos.com.mx) 11 de octubre.- A iniciativa del Arq. Abraham García Rodríguez y en colaboración con el escultor Marco Antonio Jasso Collado, los Diablos Rojos de México convocan a la ciudadanía y a los aficionados al béisbol para que donen llaves en desuso para construir una estatua dedicada a Frida, la perrita rescatista.

Los Diablos Rojos invitan a sus seguidores para que mañana  13 de octubre, en el marco de la inauguración de la Liga Invernal Mexicana, ante los Leones de Maravatío,  aporten sus llaves para esta causa.

De hecho, “Frida” y los otros perros rescatistas estarán en la ceremonia previa.

Para la organización de los Diablos Rojos es un honor contar con la presencia de los binomios caninos de la Secretaria de Marina, que fueron parte importante en el rescate de muchas personas atrapadas debajo de los escombros de edificios derrumbados a causa del terremoto del pasado 19 de septiembre del presente año, así como en el estado de Oaxaca donde también cumplieron con tan importante labor.

Los binomios caninos han sido invitados de honor de la organización escarlata, para hacer el lanzamiento de la primera bola en el juego inaugural de la temporada 2017 de la Liga Invernal Mexicana, como un reconocimiento a su destacada participación en beneficio de la sociedad mexicana.

Los binomios caninos son adiestrados por la Sección Canina del Cuartel General del Alto Mando de la Secretaría de Marina.

El integrante con más experiencia entre los binomios caninos es Frida, una perra de raza labrador que ha formado parte del equipo de rescate en desastres como los deslaves en Guatemala, el terremoto de Ecuador y el incendio en la torre de Pemex. A lo largo de su vida activa como rescatista,  Frida ha rescatado a 52 personas.

Los perros rescatistas también cuentan con su propio equipo especial para sus labores. Frida, por ejemplo, usa un visor que protege sus ojos contra el humo, polvo o sustancias tóxicas, unas botas para no lastimar los cojinetes de sus patas, y un arnés, en caso de tener que ascender y descender con ayuda de un cable.

El personal de la SEMAR se encarga de entrenar a los canes de 12 a 14 meses, para luego cumplir una labor que puede durar entre seis y siete años. Al ser jubilados, los perros son donados al personal de la Marina.

El viernes 13 de octubre, previo al inicio del juego inaugural, los aficionados tendrán la oportunidad de tomarse fotografías con estos personajes, que se han convertido en auténticos héroes para la población, por lo que les pedimos a los asistentes lleguen temprano para poder convivir con nuestros invitados de honor, dicen los Diablos Rojos en un comunicado.