Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

En La Jugada, el programa deportivo más importante de la televisión abierta de México, Javier Alarcón, director editorial de Televisa Deportes, expresó lo que nunca pensé escuchar: Televisa transmitirá al menos 60 partidos de la campaña 2014 de la Liga Mexicana de Béisbol.

¡Plop!

No daba crédito a lo que escuchaba. Tampoco Enrique Burak ni Toño de Valdés, a quien casi se le cae el bisoñé. Burak, De Valdés y Pepe Segarra, quien no estaba en el pánel, son tres elementos de Televisa Deportes que están entre los mejores cronistas beisboleros en español en el mundo, que se han reprimido en los programas de esa televisora, en la que, habitualmente, tienen que hablar y comentar de fútbol.

Pensé que era un buen homenaje al “Mago” Septién, recientemente fallecido, considerado un ícono de las transmisiones beisboleras.

La base de las transmisiones serán los encuentros de los Diablos Rojos, pero Televisa irá a algunas otras plazas, de acuerdo con el calibre de los contendientes, las posiciones de los clubes y los abridores señalados, según las rotaciones.

Sin duda, para mí era la noticia del año, pero…

El lunes temprano, busqué la noticia en los periódicos y en los principales portales beisboleros y ninguno la tenía. Busqué la programación anticipada de los canales de Televisa y sólo había fútbol, desde hoy hasta mediados de julio cuando se juegue la final del Mundial de Brasil.

Y fue cuando me di cuenta que todo había sido un sueño… Un sueño guajiro.

 

¿Alguna vez se hará realidad?