Por GASPAR A. LÓPEZ POVEDA

La serie final de la Liga “Naxón Zapata” de Béisbol se presenta pareja en todos los sentidos, aunque los Castores de Mérida tienen mayor experiencia si se suman las temporadas en la Liga Mexicana de sus peloteros. Empero, se enfrentarán a un equipo sólido y unido. A una familia.

Los Reyes, que llegaron a la final al dejar en el camino en tres choques a los Piñeros de Cozumel, tienen en sus filas a cinco jugadores con experiencia de Liga Mexicana, por nueve de los Castores, cuatro de ellos en el pitcheo. Y recuerde que este juego se llama pitcheo.

El primero de la serie será transmitido en vivo por “La Comadre” (98.5 de FM) y diferido por el Canal 13 local, el jueves próximo por la noche.

A continuación un análisis posición por posición de los dos finalistas, que chocarán este domingo en Mérida a partir de las 13 horas en el campo de Lucky Seven (para el que ya no hay boletos), con el segundo encuentro el domingo 19 en el Parque “Dr. Juan Rivero Alonzo” de Tizimín:

RECEPTOR: Carlos “Lorita” Sansores se apoderó de la titularidad detrás del plato de los Reyes por su buen manejo de los lanzadores y concentración. Los Castores presentan a un guante seguro y conocedor de los bateadores, el cozumeleño José Vidal Castillo. Ambos alguna vez defendieron la franela de los Leones. Vidal Castillo es uno de los hombres importantes de la zona de poder el orden al bate: es quinto y en la campaña regular fue campeón de carreras producidas con 14 (empatado con Luis Borges).

PRIMERA BASE: Experiencia Vs. juventud. César “C.C.” Caamal Miranda (Reyes) y Héctor Castañeda. Ambos tienen un pasado como receptores y con los Leones. “C.C.” comenzó caliente con el bate, pero luego bajó su rendimiento, aunque eso no le impidió finalizar como el segundo mejor cañonero del circuito con .419, sólo superado por el cubano Amaury Cazaña.

SEGUNDA BASE: Luis Borges es la estrella de los Reyes, a los que aporta, además de liderazgo, su privilegiado guante, su bate y sus conocimientos de los fundamentos. Sergio “Yeyo” Pacheco (Castores) cumple cabalmente y, pese a los buenos jugadores de cuadro que hay en el plantel, se ha sostenido en la alineación. El oxkutzcabense ha dejado en la banca a buenos infielders como Juan Carlos Salazar y Raúl García. Borges y Pacheco estuvieron en el “top 5” entre los bateadores: el oxkutzcabense Pacheco, quien es primo de Juan José Pacho, le dio a la canica para .414 (fue tercero) y Borges para .390 (quinto).

TERCERA BASE: El veracruzano Hugo Mendoza (Reyes), de 19 años y residente en Sucilá, es una de las revelaciones de la campaña. Se incorporó a Tizimín ya iniciada la temporada, luego que fue detectado en un partido de sóftbol e impresionó por su seguro fildeo. Dídier Espadas (Castores) es uno de los antesalistas más confiables del béisbol yucateco, con un guante arriba del promedio y paciente en la caja de bateo. Una muralla en la esquina caliente.

TORPEDERO: Si los Reyes están donde están se debe un buena medida al guante de Alejandro Rivero Torres, quien además de solvencia en el campo corto, ha sido de gran ayuda en las ofensivas, como lo señalan las 13 carreras que anotó en la campaña regular, que le dieron el primer lugar en ese departamento. Carlos Pisté Argueta (Castores) es dueño de un guante eficiente, que lo llevó incluso a jugar cinco años en las sucursales de los Orioles de Baltimore. Su bate es de respeto y es veloz en los senderos. Los dos alguna vez vistieron el uniforme de los Leones. Rivero está en un gran momento.

JARDINERO IZQUIERDO: Néstor Segovia (Reyes) y Mario Lavagnino (Castores) son dos primeros bates de gran capacidad, además de guantes seguros y buenos brazos. Segovia fue primero en carreras anotadas con 14 y Lavagnino segundo con 13 en el mismo departamento.

JARDINERO CENTRAL: Los tizimileños tienen en Dante Arjona a un guardabosque eficiente y rápido. El jardinero de Temozón presume una característica importante: su bateo oportuno. ¿Qué se puede decir de Fernando Alejos (Castores)? Es un “utility” importante, con calidad de Liga Mexicana. Callado, trabajador, serio, paciente en la caja de bateo, es uno de los líderes de los meridanos, además de que batea bien protegido por Castañeda y Vidal Castillo.

JARDINERO DERECHO: Por un accidente en Izamal, los Castores perdieron a uno de los reclutas más destacados de la campaña, César Morales. Lo sustituirá Juan Pomar, quien tuvo escasa participación en la campaña regular. Los Reyes presentan a Yahir Barrera Acevedo, también novato, quien fue firmado por los Delfines de Ciudad del Carmen. No tuvo mucha oportunidad al inicio de la temporada, pero cuando la recibió, se apoderó de la titularidad.

BATEADOR DESIGNADO: La llegada de Alan Arredondo a los Castores le dio más efectividad a la ofensiva meridana, además de velocidad en los senderos (dicen que es más veloz que su hermano Luis “Rayo” Arredondo). José Luis Graniel está en el orden al bate de los Reyes por su macana. Al no tener cupo en los jardines, el mánager Francisco Turriza no quiere dejar de contar con él por sus buenos contactos.

PITCHEO: La experiencia está del lado de los Castores, con Óscar Rivera, Marcos Castro, Álvaro Pacho, Francisco Acosta y el velocista Eduardo Sabido Ojeda, quien no está a cien por ciento a causa de un problema en una pierna. Tizimín tiene como pilar al derecho Alfonso Pulido, a quien respaldan Miguel Herrera, Raúl Uc y el cerrador Dustin Heredia. A la cuota de experiencia del pitcheo castor se agrega la que aporta como coach el sonorense Francisco Campos.